Cómo hablar de la cirugía genital (traducción)

Traducido de Tumblr. Post original de thatsnothowitworks y comentario adicional de constructinghabitus. (Fuente)


1. Utiliza la primera persona cuando hables de tus sentimientos. O sea, decir cosas como "a mí no me gusta esta técnica en particular" o "yo prefiero este cirujano". Esto es importante porque la decisión de hacerse la cirugía genital y qué cirugía escoges es sobre lo que es mejor para ti.

2. Ten en cuenta que los resultados que ven muchas veces no están terminados. Es importante ser conscientes de que muchas de las fotos de resultados en las páginas de cirujanos son de la primera fase de la cirugía, o falos construídos muy recientemente. Esto quiere decir que la cirugía no está completa y la zona de la cirugía está a menudo inflamada.

3. Recuerda que estás hablando de una persona. Así es, una persona. No se trata de genitales flotantes, hay una persona unida a ellos. Una persona que tiene sentimientos y tomó una decisión informada importante respecto a lo que neesitaba para que su cuerpo se sintiera completo. Y aunque es improbable que esta persona vaya a dar con un post hablando de sus resultados personales, expresar opiniones horribles sobre la cirugía genital que aquellos que se la han hecho o lo están considerando seriamente pueden llegar a leer, puede ser avergonzante y siempre es hiriente.

4. Si no sabes de qué estás hablando, no hables de ello. Esto es importante. Si no has investigado sobre el tema de la cirugía genital, no difundas información sobre la cirugía, especialmente si dicha información es algo que escuchasde de "un amigo de un amigo de un chico que se operó". Es probablemente falsa y disparatada.

5. Recuerda que decir "sin ánimo de ofender" o "en mi opinión" no significa que no se te puede hacer responsable. Especificar que no pretendes ofender a nadie con tus palabras o que algo es tu opinión no te absuelve de tomar responsabilidad por tus palabras. Aunque un comentario negativo sobre la cirugía genital sea tu opinión de verdad, eso no quiere decir que sea menos hiriente simplemente porque sea "sólo tu opinión". Puede que realmente no pretendieras que lo que dijiste fuera ofensivo, pero no todo el mundo tiene las mismas opiniones que tú sobre la cirugía genital y esos comentarios negativos pueden hacer daño.

6. No supongas ni juzgues las prioridades de la gente para la cirugía genital.
a)  Si alguien te dice que se va a hacer la metoidioplastia porque no quiere arriesgarse a perder sensación erógena y/o quiere una cirugía menos invasiva y/o no quiere utilizar un injerto y/o cualquier otra razón, no lo "contraargumentes" con forma(s) en que la faloplastia es "más adecuada" para alcanzar alguna(s) otra(s) meta(s), sean las que sean. Las cualidades de la metoidioplastia se sostienen por sí solas y no están condicionadas por cómo se comparan con las cualidades de la faloplastia, y viceversa.
b) Si alguien te dice que se ha decidido por X sitio donante para su faloplastia, no lo "contraargumentes" con cómo otro sitio donante es "mejor" respecto a la sensibilidad/visibilidad de la cicatriz/número de cirugías/etc. Las razones que alguien utiliza para consolidar su elección de sitio donante son válidas por sí mismas. No quieren decir que sean ciertas para todo el mundo y que todos deberían elegir el mismo sitio donante. Quizá tiene que ver con el coste/cobertura de seguro, quizá tiene que ver con la historia médica (que hace que algunas opciones sean imposibles/menos óptimas), quizá tiene que ver con tener prioridades totalmente diferentes a las que tengas tú. No hay una "mejor" prioridad que tener con los genitales de uno mismo. Está lo que funciona mejor para cada uno de nosotros en nuestras vidas individuales y circunstancias. No importa lo que algún cirujano haya publicado en las revistas médicas distinguidas que sea: no hay un sólo estándar perfecto. Afortunadamente algunos cirujanos están comenzando a reconocer eso, pero este cambio debería venir de dentro de la comunidad trans reclamando nuestro derecho a marcar la pauta y las formas en que hablamos de nuestros cuerpos (en lugar de apropiar el discurso cis-céntrico y orientado a la obtención de beneficios/avance profesional).

7. Hay momentos y lugares en los que preguntar a los chicos operados sobre sus genitales. Sabes si estás o no estás en un "show and tell"; no lo ignores. Aunque sea la única vez en tu vida que encuentras a una persona en particular, eso no lo hace un buen momento para él. Simplemente porque estés interactuando en un foro trans (en la vida real u online) no quiere decir que sea el momento de preguntas y respuestas. Estás preguntando a alguien sobre sus genitales fuera de un contexto sexual como si fuera estrictamente el trabajo de un cirujano/un resultado quirúrjico. Considera esto una extensión del punto 3, puede ser deshumanizante y desmoralizador.

Caso Reandrón: BAYER Y EL MINISTERIO DE SANIDAD ABANDONAN A HOMBRES TRANSEXUALES Y HOMBRES NO TRASEXUALES CON CÁNCER DE PROSTATA (fundaciontriangulo.org, febrero 2015)

Se confirma el recorte de derechos sanitarios a los hombres transexuales y afectados de hipogonadismo o por operaciones de cáncer de próstata y testículos. Mediante carta de los laboratorios Bayer y resolución del MSSSI de 7 de enero se nos confirma la des-financiación del medicamente Reandrón, necesario para asegurar calidad de vida y salud a los hombres transexuales y afectados de hipogonadismo o por operaciones de cáncer de próstata y testículos. La des-financiación implica la salida del medicamento de las prestaciones de la seguridad social y el paso a su venta en mercado libre, en este caso según se nos informa, pasando de un precio de ±4 euros a 112€. La desfinanciacion surtirá efectos a partir del 7 de abril de este año.
Mal la farmacéutica. Pese a la carta justificativa emitida por los Laboratorios Bayer en la que se lamenta por la des-financiación y aduce no poder continuar con el suministro del medicamento en el servicio público pese a su "voluntad", denunciamos el cinismo que supone haber solicitado la des-financiación para luego lamentarse de la misma. Los argumentos de Bayer alegando que no dispone de margen comercial son inaceptables si tenemos en cuenta que tratamos con un medicamento cuya patente ha caducado y ha sido amortizada hace décadas y cuyo coste de produccion es inferior a un euro. Alegar inexistencia de margen comercial de veces 100 veces su valor de produción solo encubre el hecho de que  Bayer defiende su política de precios con híper-beneficio ante los sistemas de salud europeos a costa de la salud de los usuarios y utilizando a España como barrera ante una re-negociación general. Se nos sanciona por querer ajustar el precio a la realidad para mantenerse en una situación de abuso y se nos pretende manipular al presentarse como víctima de la administración pública.


Mal por la Administración. El proceso de des-financiación del Reandrón pone de manifiesto la opacidad de cuanto ocurre en la Comisión Interterritorial del ministerio de sanidad y la falta de trasparencia en la fijación de precios de los medicamentos financiados por la seguridad social. Pese a habernos personado en el procedimiento no se nos ha informado o comunicado  el acta de las reuniones, ni los criterios que finalmente han justificado esta decisión. Al parecer, si de farmacéuticas se trata, no se aplica el derecho administrativo común de forma que las ciudadanía podamos saber porque resulta necesario financiar a una multinacional por medicamentos ámpliamente amortizados. El ministerio mantiene injustamente que con esta medida no crea un vacío terapéutico al existir un medicamento alternativo, pero como se ha denunciado con amplitud previamente, el argumento ignora los informes técnicos de la propia Bayer sobre la diferente asimilación del principio activo en ambos compuestos, con su incidencia en la salud del paciente,  y no computa el ahorro que suponen consultas cada seis meses (con Reandrón) en lugar cada seis meses o hacerlo mensualmente (sin él).
Mal por los profesionales. Lamentamos la tibia reacción de los profesionales del sistema de salud. El anuncio de la retirada del Reandrón dio lugar a algunas manifestaciones públicas de rechazo en blogs y sociedades médicas, pero lo cierto es que frente al llamado para presentar informes técnicos defendiendo la permanencia del medicamento en el sistema hemos asistido a la práctica del silencio conveniente por parte de quienes podrían habernos defendido con más efectividad

Mal por el activismo. Conviene mirar en casa propia y señalar que la reacción al recorte de derechos sanitarios de los hombres transexuales ha sido escasa, parcial y que claramente hemos sido poco efectivos en la movilización. Aquí cada organización ha hecho la guerra por su cuenta y no pudimos aportar la contribución de otras organizaciones al procedimiento porque no las recibimos. Nos ha faltado madurez y capacidad para defender los intereses de los más frágiles.

Pierden los usuarios. Los claros perdedores de este proceso son los usuarios de las testosteronas que pasan a recibir un servicio de peor calidad, que les ata en mayor medida a los centros de salud y que genera más efectos secundarios. Una vez más, además, se crea una barrera entre quienes pueden acudir a la sanidad privada y de pago y quienes quedan rehenes de un servicio público cada vez más disminuido

Fundación Triángulo conmina con desesperación a los actores a que reconsideren su posición y estudiara interponer recurso antes los tribunales. Igualmente, procurara promover la elaboración de un genérico que supla la desaparición de este compuesto a fin de que los usuarios recobren niveles de calidad de vida que no deberían haberse afectados


Fuente: http://www.fundaciontriangulo.org/noticias/462-bayer-y-el-ministerio-de-sanidad-abandonan-a-hombres-transexuales-y-hombres-no-trasexuales-con-cancer-de-prostata

Artículo de revisión aporta evidencia sobre la naturaleza biológica de la identidad de género (www.bu.edu, febrero 2015)

Traducido de: http://www.bu.edu/news/2015/02/13/review-article-provides-evidence-on-the-biological-nature-of-gender-identity/

El cuidado médico de los pacientes transgénero, incluyendo el tratamiento quirúrgico y hormonal, ha encontrado en gran medida la resistencia de médicos a favor del tratamiento psiquiátrico, debido a la idea equivocada de que la identidad de género se puede cambiar. Según un artículo de revisión de Endocrine Practice, hay cada vez más evidencia para una base biológica de la identidad de género, que podría cambiar la perspectiva de los médicos sobre la medicina transgénero y mejorar la asistencia médica para estos pacientes.

El artículo fue dirigido por investigadores de la Facultad de Medicina de Boston (BUSM).

Los trastornos de identidad de género afectan hasta a 1 de cada 100 personas. Los individuos transgénero son aquellos que se identifican con un género que difiere de su sexo de nacimiento. Se han propuesto diferentes etiologías para la causa de la identidad transgénero, sin embargo ninguna se ha probado definitivamente.

Los investigadores realizaron una búsqueda de la literatura y revisaron artículos que mostraban una base biológica para la identidad de género. Estos incluían trastornos de desarrollo sexual, como agenesia de pene, diferencias neoruanatómicas, como estudios sobre la materia gris y blanca, y genética de las hormonas esteroides, como los genes asociados con los receptores de hormonas sexuales. Concluyen que la información actual sugiere una etiología biológica para la identidad transgénero.

"Este artículo representa la primera revisión exhaustiva de la evidencia científica de que la identidad de género es un fenómeno biológico," explica el autor Joshua D. Sager, MD, FACP. "Como tal aporta uno de los argumentos más convincentes hasta ahora para que todos los profesionales de la salud obtengan las habilidades necesarias en la medicina transgénero para proporcionar un buen cuidado para estos individuos," añadió.

Según los investigadores el artículo tiene algunas limitaciones debido a la pequeña cantidad de individuos estudiados y por tanto las conclusiones han de sacarse con prudencia. Safer recomienda más enfoque en la investigación de mecanismos biológicos específicos para la identidad de género.

Histerectomía laparoscópica total con anexectomía bilateral, 6 semanas post-op (+ testosterona y coagulación)

Me operé por particular, sin seguro médico, en Córdoba (España). El total de la operación junto con la mayoría de gastos relacionados (sin contar complicaciones posteriores) fue unos 4.400€. Ese precio es orientativo, depende de cuántos días estés ingresado, medicación que te pongan, etc. Si no recuerdo mal, entre el cirujano y el anestesista cobran 3.000€ y el resto son gastos que se añaden de la habitación, medicación, material utilizado y demás.
La intervención fue una histerectomía total con anexectomía bilateral y consiste en extirpar el cérvix, útero, trompas de Falopio y ovarios. Se realizó por laparoscopia.

(Aviso: A lo largo de la entrada utilizo términos que se refieren a la anatomía femenina para poder ser claro y preciso, si eso es algo que te molesta no sigas leyendo)


Sobre el trato en un hospital no acostumbrado a tratar gente transexual:
En cualquier hospital o clínica que no trate gente transexual habitualmente siempre habrá personal que sepa como tratarte, otros a los que les confunda tu caso, y otros que directamente te traten mal. Puedes elegir a qué ginecólogo/a ir y probablemente se asegurará de que su equipo te trate con respeto (como hizo mi cirujano), pero una vez que estás en el hospital no puedes saber con certeza que todo el personal que esté de turno te vaya a tratar bien. Yo por ejemplo no me puedo quejar de la mayoría de enfermeras y auxiliares que me atendieron, pero también hubo otra auxiliar de enfermería que no me trató bien al principio y después incluso se negó a atenderme, y en uno de los ingresos posteriores otra auxiliar cuyo trato cambió cuando se dio cuenta de que era transexual.


Pre-operatorio:
El cirujano me vio un par de semanas antes de la operación, me hizo una ecografía y me explicó las dos formas de en las que me podía hacer la operación, que son estas:
-Mediante incisión abdominal. La incisión puede ser horizontal o vertical (si se planea una faloplastia abdominal en el futuro, conviene vertical). La recuperación lleva más tiempo que por laparoscopia al tratarse de una incisión grande.
-Mediante laparoscopia. Se hacen varias incisiones pequeñas en el abdomen para insertar los diferentes instrumentos. Todo se extrae por laparoscopia, pero es necesario introducir un manipulador uterino por la vagina para realizar la operación. En algunas personas puede que esto no sea posible, ya que la vagina necesita ser lo suficientemente flexible, y en el caso de hombres transexuales en tratamiento con testosterona la atrofia vaginal suele ser común.
La semana antes de la operación me hice una analítica que me mandó, fui a un anestesista para hacerme un electrocardiograma y tomarme la tensión, y en el hospital me hicieron una prueba de sangre cruzada para reservar sangre por si fuera necesaria en la intervención.


Día de la cirugía:
Ingrese a la 1 en el hospital para asegurarme de que había habitación disponible para mí. Me pidieron el DNI, que aun tiene mi nombre de nacimiento, pero especificamos que no me registraran con ese nombre porque todas mis pruebas, la sangre reservada y todo estaba con mi nuevo nombre. Todo estaba en masculino porque el propio cirujano me registró así en su clínica y me mandó las pruebas a ese nombre. De todas formas si tu médico no lo hace directamente se lo puedes pedir.
Estuve en ayuno desde las 7.30 aproximadamente, después de un desayuno ligero. La cirugía fue sobre las 6 de la tarde. El cirujano nos dijo que normalmente dura 1-2 horas. En mi caso fue hora y media. Pudo hacerlo por laparoscopia, así que solo tengo cuatro incisiones pequeñas (así). La incisión del ombligo puede que sea de 1 cm aproximadamente, las otras tres son de 5 mm. Durante la cirugía no sangré casi nada y eso facilitó aún más la intervención.
Tras la cirugía tuve puesta anestesia epidural, una sonda para la orina, y suero. No sé si sangré por la noche (después de la histerectomía hay que utilizar compresas porque es normal sangrar un poco y manchar durante unas seis semanas).


Día después de la cirugía:
Este día sólo tome líquidos. Por la mañana me pusieron heparina (que me dijeron que usara durante una semana) y me hicieron la cura (poner Betadine y apósitos nuevos en cada incisión) que también es una vez al día. Me vio el cirujano y sobre el mediodía me quitaron la epidural y me pusieron analgésicos intravenosos que duraron hasta por la tarde. Después no tome ningún otro analgésico. Cuando sentía bien las piernas me quitaron la sonda de la orina. Intenté levantarme a orinar por la tarde pero me mareaba y no tenía fuerza, así que tuve que usar una cuña para orinar esa noche. Al intentar sentarme vi que había sangrado. No tuve ningún dolor excepto al quitar la sonda y al intentar sentarme, que me dolió la zona de la vagina. Un consejo que leí en internet: cuando te quiten la sonda relájate como si fueras a orinar, dicen que así sale mejor y duele menos.


Dos días post-op:
Estuve en el hospital hasta por la tarde. El médico dejó el alta hecha más temprano, pero tuvimos que esperar a que hicieran la factura. Este día ya tomé sólidos y por la mañana pude levantarme y empezar a andar, y pasé la mayor parte del tiempo sentado en lugar de en la cama. Este día tampoco tuve dolor, sólo algo de molestia en la vagina al sentarme recto, y sangrado pero no mucho.


Tres días post-op:
Ya en casa seguí con la heparina y las curas cada día. No tuve ningún dolor, sólo un poco de molestia dependiendo de cómo me sentara. Seguí utilizando compresas de algodón (de las que se usan tras el parto, me dijo una enfermera que es mejor usar esas que las normales), pero no manchaba mucho.
En principio iba a hacer esta operación junto con la mastectomía, algo posible y que algunos chicos hacen, pero personalmente prefiero que no haya sido así. Los primeros días utilizaba mucho los brazos para acciones como salir de la cama, sentarme, levantarme, etc., algo que no podría haber hecho recuperándome también de la mastectomía.


Cinco días post-op:
Por la tarde comencé a sangrar mucho y tuve que ir a urgencias. Estuve ingresado hasta la mañana del día siguiente. El cirujano me llevó a quirófano para examinarme con anestesia para que no me doliera, y vio que había una pequeña rotura a un lado de la vagina, que dejó de sangrar tras poner un punto. Además me puso unas gasas para taponar que me quitó por la mañana.
Al haber utilizado testosterona durante un tiempo significante (que afecta al tejido) y no haber utilizado nunca la vagina para nada, y después de haber sido manipulada durante la cirugía, se hizo más susceptible a tener pequeños desgarres. El cirujano me dijo que es muy raro que ocurra esto, sólo le ha ocurrido una vez con una mujer y se le solucionó por sí solo.
Esto no tiene por qué pasarle a todo aquel que esté en tratamiento con testosterona. De hecho hay estudios (1, 2, 3, 4) que concluyen que incluso la histerectomía vaginal y la vaginal asistida por laparoscopia son opciones viables. Esas dos técnicas requieren más manipulación de la vagina que la operación por laparoscopia, ya que se extraen los órganos a través de la vagina.
Este día fue el último que me puse la heparina. Días después descubrimos que parte de mi problema con el sangrado era la testosterona, que me inyecté este día.


Ocho días post-op:
Fui a la consulta del cirujano para quitarme las grapas de las incisiones. Por la mañana sangré un poco así que en la consulta miró la vagina para ver cómo estaba. Por seguridad, me puso gasas para taponar y quitarlas en casa al día siguiente.


Diez días post-op:
Empecé a sangrar otra vez en una parte diferente. De nuevo se cerró en quirófano, y al terminar me pusieron medicación para ayudar a la coagulación. Al ver el resultado de mi análisis de sangre, el cirujano habló con la hematóloga que le dijo que tomara Amchafibrin y Konakion. Resulta que mi sangre no coagulaba bien por la testosterona (la inyección de Testex 250 me tocaba cinco días tras la cirugía, supuestamente no habría ningún problema por ponerla junto con la heparina) ya que la testosterona puede afectar los factores de coagulación II, V, VII, y X


Tres semanas post-op:
La segunda semana, no recuerdo qué día, tuve una infección de orina, algo que puede ocurrir tras la histerectomía por la sonda que ponen para la orina y por la manipulación de la vagina. Mejoró tomando Monurol pero apareció de nuevo en la tercera semana, tomé Monurol otra vez y se solucionó.
Alrededor de la tercera semana comencé a manchar mucho menos. Después del último sangrado manché algo de sangre (muy poca, más rosa que roja) unos días, después pasó a marrón y finalmente se fue aclarando.
Fui a la hematóloga otra vez para ver los resultados del estudio de coagulación que tuve que hacerme y me dijo que efectivamente los factores de coagulación y la vitamina K los tenía alterados por la testosterona (probablemente), y me mandó otra analítica igual para ver cómo progresaba al dejar la medicación y al no tener tanta testosterona en mi cuerpo.
La testosterona (Nebido/Reandron que compré de Andorra, ya dejo el Testex) me tocaba ponérmela el día 22 de febrero, pero me dijo que mejor la retrasara una o dos semanas, y la analítica es la semana después del 22.


Cuatro semanas post-op:
Sigo utilizando compresas pero no mancho nada, es líquido claro.


Seis semanas post-op:
Tuve una consulta con el cirujano, me hizo una ecografía abdominal y todo se veía bien. Además dejé de manchar sobre la quinta semana.
En cuanto a la coagulación, la hematóloga vio los resultados de la última analítica y dice que están mejor. Me tengo que hacer otra analítica antes de ponerme la inyección para descartar que tenga alguna enfermedad, aunque lo más probable es que el problema viniera de la testosterona (en particular del Testex, ya que tiene un pico más brusco). Después de la analítica ya me puedo poner la inyección.


Sobre la testosterona y la coagulación:
Como ya he dicho, la testosterona puede afectar varios factores de coagulación, de forma que aunque el número de plaquetas esté en el rango normal la coagulación puede que no se produzca de forma efectiva. El grado en que esto ocurre depende del tipo de testosterona, de la dosis, y de cómo reaccione tu organismo a esa dosis. Por lo general, las testosteronas de acción rápida como el cipionato (Testex) generan un pico más brusco en los niveles de testosterona y esto puede hacer que el efecto sobre la sangre sea también más acentuado.
La mayoría de cirujanos que se dedican a cirugías de hombres transexuales recomiendan no utilizar la testosterona un tiempo antes y después de la operación, que por lo que he visto suele ser 2-3 semanas (es decir, que si por ejemplo te toca pincharte una semana antes de la operación, esa inyección la retrasarías hasta unas 2-3 semanas después de haberte operado). Hay cirujanos que recomiendan un poco más de tiempo, otros menos, pero en cualquier caso en general es recomendable no inyectarse (o ponerse el gel) alrededor de la fecha de la cirugía.
Esto no quiere decir que todo el mundo vaya a tener complicaciones de hemorragias debido a la testosterona, hay gente que no interrumpe su tratamiento o se pinchan una semana después de intervenirse y no les pasa nada, pero el riesgo está ahí y hay que tenerlo en cuenta, sobre todo si se utilizan anticoagulantes como la heparina tras la operación.
Además de por las operaciones, es importante tener controlado el tema de la sangre porque lo ideal es que tu sangre sea capaz de coagular tal y como debe todo el tiempo, no sólo cuando te vas a operar o te estás recuperando de una cirugía. En general creo que no se suelen dar muchos problemas de coagulación (tampoco es que se haya investigado mucho al respecto), pero si sospechas que tu sangre no coagula bien es recomendable ver a un especialista. Los parámetros que suelen ver los endocrinos (como las plaquetas) pueden estar bien, pero si los factores de coagulación fallan no sirve de nada, y eso es algo que normalmente no se mira porque se da por hecho que está bien. No sé por la Seguridad Social cómo lo hacen, por lo que dice mi hematóloga los estudios de coagulación son caros, pero yo me hice el análisis por seguro privado sin problemas.


Editado 1:
En marzo, aproximadamente un mes después de la última inyección que me puse de Testex, reanudé el tratamiento de testosterona con Testogel. Lo utilicé durante dos meses, y entonces pasé al Reandron. En las analíticas que me han hecho tanto el endocrino como el hematólogo, todo está más o menos normal. Mis plaquetas están más bien bajas, pero las pruebas de INR dan resultados normales. Tampoco he observado ninguna dificultad coagulando cuando he tenido alguna pequeña herida. Lo más probable es que mi problema se debiera a la acción de la heparina junto con el efecto de la testosterona, sobre todo teniendo en cuenta que era Testex 250 que sube los niveles más bruscamente que otras testosteronas. Mis plaquetas también estaban algo bajas antes de ocurrir esto, y no por ello tuve problemas durante la histerectomía, de hecho el cirujano me dijo que sangré menos de lo normal durante la operación. Que las plaquetas estén bajas puede ser problema mío o efecto secundario de la testosterona, pero se mantienen dentro de los valores normales y en principio no debería tener ningún problema, aunque continuaré teniendo un seguimiento regular con el hematólogo.

Editado 2:
La atrofia vaginal (sequedad y estrechamiento de las paredes) junto con un diámetro pequeño de canal vaginal hacen que uno sea más propenso a esos pequeños desgarres, lo cual produce sangrados que dependiendo de la capacidad de coagulación del paciente serán más o menos serios. Aquí hay un caso (en inglés) de un chico al que le pasó algo similar por la atrofia:
El cirujano debe de evaluar lo que es más conveniente para el paciente. Si la posibilidad de laparoscopia no está clara antes de la operación, siempre es posible acordar con el cirujano que se intente por laparoscopia primero y si no es posible se haga entonces por incisión abdominal.



Mastectomía: Seis meses y una semana post-op

Otras entradas: http://transexualidadftm.blogspot.com.es/p/blog-page.html#1
Tuve algo de hinchazón en el lado izquierdo que seguía ahí a las ocho semanas. Ya no está, lo que hay es un poco de grasa que se debería haber quitado. No se ve raro debajo de la ropa y no es algo que me moleste lo suficiente como para querer retocarlo en el futuro próximo. No sé si es algo que se irá conforme pierda grasa.

El pezón derecho ha cambiado un poco de color. Solía ser marrón antes de la operación, y después rosa oscuro, ahora es rosa más claro. Tengo un poco de cicatriz en la parte de abajo. En las últimas fotos de este este álbum (aviso que hay sangre y heridas) se ve que hay un poco de sangre ahí, no se curó igual que el resto del borde, así que salió esa cicatriz. Así que al verlo parece que la areola no sea redonda por eso, pero creo que cambiará en el futuro conforme el color de la cicatriz se vaya aclarando. Otra cosa es que el pezón no tiene proyección, parece que no haya ni pezón, pero no me importa mucho. Creo que se debe a que antes de la cirugía era un poco grande, entonces al recortar el injerto de areola y estirarlo para coserlo en su sitio se ha quedado como más estirado el pezón y entonces ocupa casi toda la areola en plano, no sé si me explico.

El pezón izquierdo es el que tuvo la complicación. No hay pezón, sólo un trozo de areola porque perdí parte del injerto (se puede ver cómo estaba al principio en el álbum que enlacé antes). No tengo cicatriz en la parte donde se perdió el injerto, cicatrizó como una herida normal y casi no dejó marca. El cirujano me dijo que podría retocarlo a los 8-10 meses post-op, pero no me importa cómo se ve así que no me merece la pena una revisión de momento.

Las cicatrices de las incisiones no han progresado por igual. Las partes cerca del centro del pecho se han aclarado muy bien, luego otras partes están un poco levantadas, y algunos trocitos están un poco más oscuros o anchos. Teniendo en cuenta cómo he cicatrizado en otras ocasiones, estoy bastante contento con cómo están yendo estas cicatrices.

A las seis semanas post-op empecé a ponerme gel de aloe vera tres veces al día para mantenerlas hidratadas. Después a los tres meses empecé a utilizar aceite de rosa mosqueta, poniéndomela dos veces al día (a veces tres, pero casi siempre dos), y el gel lo sigo utilizando una vez al día. Sobre los dos meses y medio empecé a masajear un poco las cicatrices (más o menos como se explica en este vídeo), y lo sigo haciendo una o dos veces al día.

En general estoy contento con los resultados. Claro que preferiría no tener los pequeños defectos que tengo, pero al final son cosas pequeñas que no tienen mayor importancia. Hay chicos que tienen resultados que se ven mejor que el mío con el mismo cirujano, pero intento no compararme con otros. Los resultados dependen no sólo de la habilidad del cirujano sino también de cómo se recupere tu propio cuerpo.

La Transición de una Española (proyecto)

Copio a continuación la información de este proyecto para la publicación de un libro escrito por una mujer transexual española sobre su transición:
http://www.verkami.com/projects/11119-la-transicion-de-una-espanola

Descripción del proyecto

Quien soy y de qué trata mi proyecto

Soy una mujer española que hace poco acabó la transición completa de cambio de sexo de hombre a mujer... Apoyada por médicos especialistas,asociaciones LGTB (Lesbianas, gays, transexuales y bisexuales), psiquiatras, psicólogos, médicos especialistas... familiares y amigos he plasmado en un libro este fascinante periplo desde la infancia hasta el final de mi transición.

Es el primer libro escrito en castellano por una mujer transexual que cuenta su historia desde la infancia hasta el final de la transición. Parte es documento informativo sobre tratamientos médicos, cirugías y trámites burocráticos, y parte registro histórico lleno de experiencias reales que van de lo gracioso, sorprendente y original a lo dantesco, desagradable e incluso brutal. Con fotos personales incluidas.
He tardado mas de seis meses en escribirlo, y tras ser revisado por editores, escritores y activistas de la lucha LGTB, he recibido unas críticas espléndidas y el apoyo de todo el mundo que me rodea.

Objetivo

Aportando en este proyecto, se me está ayudando a dar la cara por tod@s los transexuales... por los que se han quedado en el camino... por los que están escondidos, por los que empiezan este escabroso viaje y por los que ya llevan tiempo remando... Porque somos una minoría más dentro de las minorías con gran riesgo de exclusión social, pero también somos parte real de esta sociedad... aunque se nos margine, se nos excluya, se nos ridiculice, se nos estigmatice... también lloramos, también sufrimos y también soñamos con un mundo mejor.
Para intentar que cambie lo que no está funcionando en el sistema y ayudar a otras personas de mi colectivo a tener una pequeña guía de orientación y lograr que sufran menos de lo que yo sufrí. Enseñando o reeducando a través de la información a todos aquellos desconocedores, intolerantes o intransigentes que no entienden la terrible realidad que sufren las personas de mi género.
Para agradecer a todas las buenas personas que me ayudaron en esta dura y larga travesía llena de miedos, incertidumbre y soledad. A los que me respetaron, apoyaron y escucharon y a los que se implicaron personalmente hasta el final. Para devolver de alguna manera, el bien moral y la deuda que poseo con algunos profesionales de la medicina ...Y conseguir mejorar la conciencia social de nuestra sociedad compartiendo lo más valioso que poseo, mi vida y mi experiencia.

Un poco de mi...

He pasado una eternidad luchando contra mi propia realidad porque creí que sería más aceptada socialmente... y aunque nunca fui feliz, de tanto perder acabé ganando y de tanto llorar me apareció esta sonrisa :)
Miré tanto al suelo que ahora solo miro el cielo... he tocado tantas veces el fondo que soy consciente de que aunque hoy me sienta hundida mañana estaré otra vez arriba... Vi tanta gente obsesionada e infeliz buscando un objetivo que aprendí que es mejor ser feliz disfrutando del camino. He tenido que estar muy sola para aprender a hacerme buena compañia...
He intentado ayudar tanto a los demás, que he aprendido a no esperar nada de nadie. Actúo solo como creo que debo, de la forma más honesta y honrada que me es posible he intento dejar que los demás sean felices a su manera, no haciendo lo que no me gustaría que me hicieran. Creo firmemente que quien solo busca su placer y su conveniencia lleva el vacío tras él y acaba devastando todo lo que toca. Pero lo más importante que he aprendido en esta amplia y dilatada odisea, es que son las experiencias y las buenas relaciones con otras personas, las verdaderas riquezas de esta existencia y lo que da verdadero sentido a esta vida.
"Porque soy como el Mar: Fuerte y constante y oleada tras oleada soy capaz de derribar montañas"

A qué destinaremos vuestras aportaciones

El dinero de las aportaciones serán para costear la edición del libro que incluye:
100 ejemplares, maquetación profesional avanzada, corrección ortotipográfica, corrección de estilo, diseño de portada, reseña contraportada, marcapáginas, libro electrónico, Impresión.
Caractérisitcas: Tamaño 15 x 21cm, papel ahuesado 80grms, cubierta 300grms con solapas, encuadernación en rústica fresado...

Sobre las recompensas

Precio en tienda del libro 21,95.
Los libros serán entregados en la presentación en Madrid, o enviados por correo (gastos de envío no incluidos).

Calendario previsto

Una vez conseguido el dinero,el proyecto estará listo en el tiempo que tarde la editorial "Editalo.Contigo" en corregir y editar el manuscrito original (que será seguramente a mediados de junio). Una vez editado, el PIAFH (programa de informacion y ayuda a Homosexuales, transexuales de la comunidad de Madrid) organizará una presentación del libro en su sede de la Calle Alcalá, 22 (en Madrid) Después de la presentación se enviarán las recompensas a los mecenas que no hayan podido asistir.

+ Info

Facebook María del Mar Hussein


Noticias sobre el Reandron en España (febrero 2015)

http://transexualidadftm.blogspot.com.es/2014/08/suspension-temporal-de-reandron-1000.html


Esto es algo que publicó un miembro de este grupo de Facebook sobre la situación actual del Reandron. Se volverá a comercializar en abril de 2015, pero no estará financiado por la Seguridad Social.


  • La página EndoSalud publicó el comunicado de la SEEN sobre el suministro de fármacos:
- Reandron®: Después de la suspensión de comercialización de Reandron en España  por parte de Bayer en el mes de agosto. A partir del 1 de Abril de 2015, Bayer Hispania SL iniciará el suministro, desprovisto del cupón precinto al PVP de 128,38 €.



Se confirma el recorte de derechos sanitarios a los hombres transexuales y afectados de hipogonadismo o por operaciones de cáncer de próstata y testículos. Mediante carta de los laboratorios Bayer y resolución del MSSSI de 7 de enero se nos confirma la des-financiación del medicamente Reandrón, necesario para asegurar calidad de vida y salud a los hombres transexuales y afectados de hipogonadismo o por operaciones de cáncer de próstata y testículos. La des-financiación implica la salida del medicamento de las prestaciones de la seguridad social y el paso a su venta en mercado libre, en este caso según se nos informa, pasando de un precio de ±4 euros a 112€. La desfinanciacion surtirá efectos a partir del 7 de abril de este año.

Farmacia donde comprar Nebido (Reandron) online

En esta farmacia de Andorra se puede comprar Nebido (nombre extranjero del Reandron) online, sólo hace falta enviarles por correo electrónico la receta escaneada para hacer el pedido. Cuesta unos 180€ más 10€ de gastos de envío (para España peninsular) y llega en menos de una semana.

http://www.tufarmaciavirtual.com/medicamentos/internacionales-importados/nebido.html


Edición: A partir de abril de 2015 se volverá a vender Reandron en farmacias españolas.