Dinamarca permite a personas trans el cambio legal de sexo sin operarse (sentidog.com, 12 junio 2014)

El Parlamento danés aprobó hoy una ley que permitirá a los transexuales cambiar legalmente de sexo sin necesidad de someterse a cirugía ni de contar con un diagnóstico médico.

A partir del próximo 1° de septiembre, los transexuales mayores de 18 años podrán realizar ese cambio legal y recibir un nuevo número de identidad -que servirá para modificar todos los documentos personales- simplemente con solicitarlo.

La ley establece un período de reflexión de seis meses para que el solicitante confirme de forma definitiva la petición inicial.

“Estoy contenta de que hayamos acabado con una restricción irrazonable del derecho a decidir sobre la vida y el cuerpo propios, y a la vez satisfacer el deseo que han tenido los transexuales durante muchos años”, declaró en un comunicado la ministra de Economía e Interior, Margrethe Vestager.

El portavoz de la asociación danesa de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales, Søren Laursen, elogió en un acto celebrado en el Parlamento la ley aprobada.
“Las nuevas normas sobre cambio legal de sexo son de categoría mundial y sólo son igualadas por otros dos países, Argentina y Uruguay“, afirmó Laursen.

Fuente: http://www.sentidog.com/lat/2014/06/dinamarca-permite-a-personas-trans-el-cambio-legal-de-sexo-sin-operarse.html

Carla Antonelli aboga por una Ley Integral de Transexualidad para toda España (petreraldia.com, 2014)

El pasado viernes, la actriz, activista y diputada socialista Carla Antonelli dio una conferencia en Petrer bajo el título “Reconquistando los derechos LGTB”, en la que participó junto al Secretari General Juventudes en la Comarca, Víctor Bravo, el presidente de la asociación Diversitat de Alicante, Juan David Santiago, y el portavoz del PSOE en Petrer, Alfonso Lacasa.

Antonelli reivindicó los avances en derechos LGTB conseguidos en España en los últimos años gracias al gobierno de Rodríguez Zapatero, pero insistió en la necesidad de seguir avanzando, en lo legal con una Ley Integral de Transexualidad para toda España como las que ya existen en Comunidades autónomas como el País Vasco, Navarra o Andalucía, y en el día a día con más y mejor información y una educación en la tolerancia que evite, por ejemplo, “los numerosos casos de bullying escolar que todavía sufren lesbianas, gays, transexuales y bisexuales y que en casos extremos han llevado a quienes lo padecen al suicidio”.

Fuente: http://petreraldia.com/imagenes/carla-antonelli-aboga-por-una-ley-integral-de-transexualidad-para-toda-espana.html

Entrevista a EVA WITT, presidenta de Chrysallis, la Asociación de Familias de Menores Transexuales (empresasgayfriendly.com, 2014)

EGF and the City: ¿Cómo y cuando nació Chrysallis?
EVA WITT: Mi hijo hizo su propia transición en mayo de 2012. Desde esa fecha estuve buscando información y ayuda. Sin embargo nadie sabía cómo ayudar a un menor transexual pre púber.
En agosto de 2012 di con la Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA), donde al fin conseguí que me informaran mejor y me pusieran en la dirección correcta. Sin embargo, a pesar de que ellos conocían a otras familias con niños trans, no conseguí contactar con más familias hasta que salí en el reportaje de “Madres” de Canal Sur en febrero de 2013. Menos de un mes después ya había contactado con seis familias, por lo que en ATA me ofrecieron coordinar un Área de Familias de Menores y Jóvenes Transexuales.
Trabajando con ATA me di cuenta de que como grupo de familias no se nos escuchaba, pero como asociación sí. Es por eso que un par de meses más tarde, al comprobar que no podíamos ayudar a las familias que iban apareciendo desde otros puntos de España por estar fuera de Andalucía, decidimos crear nuestra propia asociación a nivel nacional, que constituimos formalmente en julio de ese mismo año.


EGF: ¿Es la primera asociación de este tipo en España? ¿Cuántos casos tratáis y cuál es vuestro ámbito geográfico de actuación?
E.W: Presuntamente las familias con menores transexuales éramos atendidas en otras organizaciones. Bien en asociaciones tipo AMPGYL, bien en el área de Familias de otras comunidades LGTB. Sin embargo en la realidad esto no es así. Las asociaciones de padres y madres con hijos LGTB se centran en consolarse mutuamente (lo cual es también muy importante), y las áreas de familias están muy centradas en las familias homoparentales, y/o en padres y madres de LGTB adultos (con la misma dinámica de recepción y consuelo). Los niños, sin embargo, son una fuente de desconocimiento… y de problemas.
Tenemos familias cuyas hijas han vivido en estas asociaciones como niños gais, familias a las que les han dicho que sus hijos son muy pequeños para saber nada y que esperen a la adolescencia, a las que les han enviado al “psiquiatra al que van los transexuales” para que les “diagnostiquen”. Realmente en el tema de la transexualidad queda mucho por resolver, y en el de la transexualidad infantil queda todo. Ahora, después de nuestro ejercicio de visibilidad comienzan a aparecer muchos intereses en los niños transexuales y sus familias, pero creemos que es muy importante que nadie pretenda hablar por nosotros, porque nadie salvo nosotros mismos conoce nuestras verdaderas necesidades.


EGF: Supongo que es un tema cuando menos “delicado”, el discernir donde acaba la mera experimentación o juego de un niño o una niña y donde empieza a ser un caso de identidad de género. ¿Cómo se decide esto?
E.W : No es complicado diferenciar la experimentación o el juego con la identidad sexual. Nuestros hijos no han cambiado de la noche a la mañana, han sido de un modo determinado desde siempre, y han insistido e insistido e insistido tanto que no hemos podido seguir mirando para otro lado. Distinto es saber diferenciar la expresión de género con la identidad sexual. Es la gran cuenta pendiente del colectivo LGTB, aprender la diferencia entre género y sexo para no confundir conceptos.
Los niños con expresiones de género no normativas son niños femeninos y niñas masculinas, nada más. Los niños transexuales quieren ser reconocidos como los niños o niñas que son, y no como las niñas o niños que se les adjudica ser según sus genitales. Los niños transexuales se suelen dibujar como chicos y con colores oscuros (habitualmente un solo color), las niñas transexuales se suelen dibujar como chicas de pelo larguísimo. En los juegos de rol adoptan su verdadera identidad cuando ni siquiera el juego lo precisa. Esto es: una chica masculina sería la pirata, en lugar de la princesa, porque en un juego son completamente diferentes ambos personajes; un chico transexual sería el profesor, en lugar de la profesora, a pesar de que ambos personajes van a desempeñar el mismo papel.
Pero, en cualquier caso, quien tiene la última palabra es el niño o la niña. Nosotros tenemos que aprender a abrirles la puerta, a permitirles ser quienes quieren ser, y que ellos decidan.


EGF: ¿Hay padres que creen que la identidad sexual es cosa de adultos y no de niños o adolescentes?
E.W : Los padres no son diferentes al resto de la sociedad, así que tienen las mismas ideas equivocadas. Nadie nos ha enseñado que la identidad sexual es algo que comienza a desarrollarse desde los primeros meses, y que muy pronto sabemos que somos niños o niñas.
A los niños no se les enseña a ser niño o niña, ellos se sitúan en el lugar donde les corresponde. La primera identidad es ser un humano, por esto, cuando estamos en una casa con personas y animales, los niños se reconocen como personas enseguida. La segunda identidad es la sexual, así las niñas se reconocen como niñas e imitan a las mujeres y a otras niñas, y los niños se reconocen como niños e imitan a los hombres y a otros niños. Los niños transexuales también saben que son niños o niñas, como el resto de niños. El conflicto surge cuando lo que ellos saben que son se enfrenta con lo que todos les dicen que son. Ahí comienza la disforia que se empeñan en señalar como “de serie” pero que en realidad les provocamos.


EGF: En principio, ¿es aconsejable por parte de los padres “corregir” las tendencias o gustos de los niños o adolescentes, o esto es peor para ellos o ellas?
E.W : Es aún menos aconsejable “corregir” la identidad o la orientación sexual, que “corregir” las tendencias o gustos. El libre desarrollo de la personalidad es un derecho porque es una necesidad. Todo lo que sea reprimirlo supondrá una fuente de trastornos e infelicidad.


EGF: A nivel administrativo, estatal y autonómico, ¿sabéis como está el tema de sensibilización y resolución de casos transgénero en España?
E.W : A nivel administrativo no hay nada, y lo poco que hay está en manos del estamento médico que se ha autoerigido como el tutor del que las personas transexuales y sus familias dependen. La Constitución, no obstante, defiende a nuestros hijos; pero en la práctica se permiten legislación, normativas y protocolos que están claramente en contra de los derechos humanos. A diario se vulneran los derechos de las personas transexuales. Y si esto es así con los adultos, no queráis ni imaginar cómo es con los niños que encima no tienen voz propia.


EGF: ¿Qué países extranjeros son los más avanzados a nivel legislativo y social en cuanto a la identidad transgénero?
E.W : Curiosamente no coinciden ambas cosas. A nivel legislativo van en cabeza países como Argentina o Uruguay (y pronto Chile), sin embargo allí la población trans está socialmente mucho peor que en otros países como Estados Unidos (algunos estados, eh?), Canadá, Holanda, España, Reino Unido, Alemania, etc., los cuales, sin embargo, tienen una legislación que deja muchísimo que desear.
Otros países como Malasia, Filipinas, Tailandia e incluso la India, asumen como natural la transexualidad femenina (el machismo impide admitir la transexualidad masculina), y sus leyes protegen a este colectivo.


EGF: Habrá familias que todavía vivan una situación como las que vosotros tratáis a diario como un auténtico drama. ¿España es tan “progre” como presume a veces, o en los últimos años hemos retrocedido en éste y otros temas de identidad y libertad sexual?
E.W: Son muchas, muchísimas las familias que viven como un auténtico drama esta situación. Y si no lo percibes así, las instituciones (los médicos) te lo hacen vivir como un drama.
Sin embargo, España sí es bastante progresista en este aspecto, más de lo que nos imaginamos (aunque los españoles tratan mejor a los homosexuales que al colectivo trans: está claro que los esfuerzos por erradicar la homofobia van dando resultado, a ver si ahora se esfuerzan igual en erradicar el cisexismo).


EGF: Ya por último: ¿qué es más difícil, que unos padres acepten la identidad sexual de su hij@ o que lo acepte el entorno del niño o adolescente?
E.W: Depende de los padres y depende del entorno, pero sí, normalmente los padres, como son los que viven el día a día con su hijo, es más fácil que lo vayan viendo venir y lo acepten con más facilidad.
Además, a un hijo se le suele querer más que a un extraño. Lo malo es que algunos padres se quieren más a sí mismos que a sus hijos, y prefieren que estos sufran con tal de no sufrir ellos. ¡Qué te voy a contar!






La transexualidad infantil (Para Todos La 2, La 2, 2014)

Siempre han existido niños y niñas que desde muy pequeños expresan que quieren ser del sexo contrario. A menudo sufren incomprensión, pero la transexualidad infantil es una realidad. Coloquio entre Natalia Aventín, vicepresidenta de la Asociación de Familiares de menores transexuales "Chrysallis" (www.chrysallis.org.es); Mar Cambrollé, presidenta de la Asociación de Transexuales de Andalucía (www.atandalucia.org); e Ivan Mañero, cirujano plástico, estético y reconstructivo (www.imclinic.com).




En YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=MeMp9HjrOVY

Modificar el Mr. Limpy para que sea más pequeño

Hace tiempo tengo un Mr. Limpy de 9 cm y lo he utilizado, pero el tamaño no terminaba de convencerme. Como en el futuro me haré una metoidioplastia, quería utilizar algo que se pareciera a eso. Pero no hay prótesis con tamaño de micropene/metoidioplastia, así que decidí modificar el Mr. Limpy que tenía. Editado: Packers de 2-3 pulgadas: http://anonimotrans.tumblr.com/post/113858037871/small-packers

Lo que hice fue cortar en pene cerca de la base, pero en ángulo para que no quedara raro y para que se pudiera sujetar bien en el arnés que utilizo. El resultado final no se parece en nada a un pene, pero bajo los calzoncillos y la ropa queda realista. Así es como lo corté:
La línea roja es donde corté primero. Después corté un poco más, y quedó más o menos como en la línea azul.
Para cortarlo es mejor utilizar algo caliente. Yo utilicé un cúter, era casi imposible cortar en frío, pero tras calentarlo un poco pude hacerlo sin fácilmente y con bastante precisión.

El resultado final es este:

Utilizando un arnés se queda quieto, pero dependiendo del tipo de harnés puede que sea difícil posicionarlo correctamente. Yo utilizo una goma con un anillo a través del que pasa el pene, y otra goma que pasa desde detrás entre las piernas, que paso alrededor del pene y los testículos para sujetar todo mejor y evitar que se salga del anillo.

Editado: En lugar de cortarlo así tal cual, también se puede cortar el glande, cortar un trozo de pene, y después coser el glande al packer de forma que queda más corto, pero sigue teniendo forma de pene con glande en lugar de quedar como el mío. Si se cose bien puede aguantar mucho tiempo. Me he dado cuenta de que eso es posible al ver un vídeo de un chico que cortó el suyo para hacerlo algo más pequeño (http://youtu.be/C-znxW-bMQI?t=1m58s), pero lo puedes acortar tanto como quieras.

El arnés es así:
Si no se entiende bien puedo sacar alguna foto en la que se vea bien cómo lo uso.

Debajo de los calzoncillos (ya sean ajustados o un poco grandes) queda bastante realista, comparado por ejemplo a esta foto de un hombre cis: http://martinstinypenis.tumblr.com/post/33148448497
Así que debajo de los pantalones (vaqueros, chándal, pijama) queda bien también. Lógicamente no crea un bulto muy grande, pero esa era mi intención.



Otras formas menos drásticas de hacer que parezca más pequeño (en inglés pero con fotos):


"Mi hijo es transexual, ¿qué hago?" (asturias24.es, 2014)

Sofía nunca jugó a las casitas ni a las muñecas. Con apenas dos años prefería ser un superhéroe. Le gustaba mucho Spiderman y más aún el caballero oscuro de Batman. Nada extraño. Ocurre a menudo. No todas las chicas juegan a las muñecas ni todos los chicos persiguen un balón. Bastante menos habitual era que en sus dibujos Sofía siempre se representaba como un niño varón; en el recreo prefería la compañía de los chicos y, si había que jugar a los colegios, elegía siempre el papel de maestro, no de maestra. Sofía desapareció pronto, quizá porque nunca llegó a ser. Hoy es David, quien siempre supo que era y, a sus ocho años, es un niño feliz, que vive con su familia, en Albacete. Para él y sus padres ya ha terminado lo peor. Tan solo una orla de su paso por Educación Infantil, cuando todavía se llamaba Sofía, es testigo mudo de todo su sufrimiento.

Otros niños como David realizan la misma transición en distintos puntos de España. En Asturias, al menos, tres menores transexuales reciben atención integral en la Unidad de Identidad Sexual de Hospital de San Agustín. Son, en los tres casos, transexuales femeninos –nacidos con órganos sexuales masculinos, pero con la certeza de ser mujeres--. Lo explica Eva Witt, madre de David y presidenta nacional de Chrysallis, asociación de familias de menores transexuales.

Witt sabe bien de lo que habla. Las tres adolescentes que están siendo tratadas en Asturias son solo la punta del iceberg.

La estadística sobre la prevalencia de menores transexuales no para de actualizarse y siempre lo hace al alza. El Hospital Clinic, que cuenta con la única unidad especializada en prepúberes de España, estima ya que uno de cada mil bebés nace en un sexo equivocado.

Las tres adolescentes transexuales de las que se tiene constancia en Asturias ya no son prepúberes. Tienen 13, 15 y una de ellas ha cumplido ya los 18 años. Tienen además la suerte, señala la presidenta de la asociación, de haber caído en una unidad, la del San Agustín, que es “de lo mejorcito de España”.

No siempre es así. La mayoría de las familias con hijos transexuales han pasado un auténtico calvario. Negación de problema, Falta de información, ausencia de ayuda, consejos contradictorios, incomprensión del entorno...

David y su familia son un buen ejemplo. Eva, su madre, se dio cuenta pronto de que Sofía era una niña muy masculinizada. “Se lo decía a mi marido. Hazte a la cuenta de que tienes una hija lesbiana”, señala. Eva hace hincapié en que ése es precisamente otro de los errores en los que con frecuencia caen las familias de menores transexuales. Creen que su hijo puede ser gay o lesbiana, pero no transexual. “Mi hijo tenía melena y cuando andaba con sus compañeros parecía que llevaba un disfraz de enfermera por carnaval. Caminaba como un gorila, andaba como un chico pese a su melena de chica”, recuerda su madre.

“En el cole, con seis años ya decía que era un chico. Sus compañeros le bajaron una vez los pantalones para ver si tenía pito porque todos decían que era un niño”, añade.

Chrysallis nació de pura necesidad en julio del pasado año. Entonces integraban la asociación apenas un puñado de 20 familias. Hoy superan el centenar y el número no para de crecer. Los niños y niñas transexuales y sus familias necesitan ayuda. Y la necesitan porque el proceso es complejo y, a menudo, se sienten solos. Cada semana una o dos familias recalan en la asociación, en muchos casos, de forma desesperada.

Eva señala que en el camino de la aceptación padres e hijos deben ir de la mano. Los niños recorren el suyo. “Si el menor es fuerte y el entorno es amigable, reivindicará su identidad y todo irá bien. Si es débil y el entorno es agresivo, negará su identidad hasta que más adelante termine por imponerse”, señala.

También los padres deben avanzar su camino. “Cuesta dar el paso. Hay que anteponer la felicidad de niño al miedo a equivocarse”, puntualiza. Y añade: “Al principio, no le haces caso, miras para otro lado. Es un juego, se le pasará, piensas. Pero luego ves que está triste, no se adapta o se vuelve agresivo y es entonces cuando ya no puedes mirar para otro lado.

Comienza así una larga travesía por todo tipo de especialistas. Primero, al pediatra; luego, del pediatra al psicólogo; del psicólogo a psiquiatra; de nuevo, a psicólogo. Y ahí ya todo depende de con quién topes. “Los psicólogos no han dado ni un párrafo de identidad de género en la carrera. Puedes tener suerte pero lo normal es que no tengan ni idea. Es pequeño déjelo, te dicen”. Y entonces vuelta a empezar. Otro psicólogo, más información, internet… “El problema se soluciona cuando tu hijo es feliz, el resto es palabrería”, comenta la presidenta de la asociación.

El viaje no acaba ahí. Mi hijo es transexual, vale, y qué hago. La presidenta de Chrysallis subraya que existen protocolos de actuación internacionales que en España no se respetan. Holanda es un país pionero. Una vez más todo depende de la suerte. Hay comunidades con profesionales estupendos y otras con profesionales menos buenos. “Asturias, por lo que tengo entendido, es de lo mejorcito”, comenta Eva Witt.

La Unidad de Transexualidad e Identidad de Género del San Agustín no ha tenido que bregar, sin embargo, con uno de los temas que más preocupa a los padres de niños transexuales. El uso de bloqueadores hormonales, un sistema que evita la aparición de los caracteres sexuales secundarios, está recomendado, pero algunas unidades lo rechazan. En Asturias, sin embargo, según esta asociación, las menores atendidas ya no eran prepúberes por lo que no se ha planteado el problema.

“Yo aconsejo poner los bloqueadores y esperar”, comenta Eva Witt. El tratamiento además es reversible y permite dar tiempo para que los adolescentes decidan sin presiones si continúan o no. El siguiente paso es la utilización de terapia hormonal, con estrógenos o testosterona, a partir de los 16 años, para potenciar los caracteres femeninos o masculinos. El último, que no tiene por qué llegar, es la reconstrucción genital. Sólo una orden judicial permite hacerlo antes de los 18. La cirugía, con todo, no es un recurso frecuente. Se estima que solo el 30% de las mujeres transexuales dan este paso frente 7% de los hombres. “La sociedad parece indicar que la secuencia lógica es psicólogo, endocrino y cirujano y no tiene por qué ser así”, señala la presidenta nacional.

David ya ha cubierto parte del camino. “Con 5 años lo lleve al psicólogo y al psiquiatra porque tenía problemas en el colegio y le diagnosticaron déficit de atención;  empezó con tics, pesadillas, volvió a hacerse pipí. Y no nos sabían decir qué ocurría”, comenta su madre. “Cuando hicimos la transición y lo empezamos a tratar, mejoró la notas, dejó de tener pesadillas, de orinarse en la cama”, añade. De una u otra manera, la mayoría de los niños transexuales han pasado por eso.

Pero el tratamiento médico no lo es todo. En paralelo, es necesaria una labor de concienciación social y el colegio es un buen medio para llevarla a cabo. “Los compañeros de los niños transexuales lo toman con más naturalidad que sus padres”, indica la presidenta de Chrysallis.

La asociación aconseja siempre, antes de dar el paso, informar al equipo docente y a las familias de los alumnos. “El primer día están expectantes, que si la ropa, que si tal. Al tercero ya se les pasa. Son tres días de cuchicheos y ya está. Llama más la atención un niño muy femenino que una niña muy femenina”, subraya.

Cuando a Eva Witt, que ha visto ya a tantas familias, se le pregunta por lo más difícil de esta transición lo tiene claro. “La dificultad máxima es que tenemos una idea equivocada de la transexualidad. Los niños no nacen como una hoja en blanco. Nacen siendo transexuales”. Todos los problemas con los psicólogos, la familia, los médicos, los colegios vienen de ahí, de ese error. “¿Tú desde cuándo sabes que eres chico?, me pregunta. ¿Desde siempre?, pues ellos, también”.


Fuente: http://www.asturias24.es/secciones/vivir/noticias/mi-hijo-es-transexual-que-hago/1396463664

Comparecencias ante la Comisión parlamentaria que tramita la Ley Integral de Transexualidad de Andalucía

Maribel García Cantero, defiende y apoya la Ley Integral de Transexualidad Andaluza


 


Defensor del Pueblo, apoya incondicionalmente la Ley Integral de Transexalidad Andaluza 





Comparecencia de Defrente LGTB "Ley Integral de Transexalidad"

El Parlamento canario aprueba por unanimidad iniciar la tramitación de una ley integral de transexualidad (dosmanzanas.com, 2014)

El Parlamento canario aprobó este miércoles, por unanimidad de todos sus grupos, la tramitación de una propuesta de ley integral de transexualidad por la que los colectivos LGTB de las islas llevan años luchando. Canarias se sumará así a a Navarra y Euskadi, dos comunidades que ya han aprobado leyes en ese sentido, y muy previsiblemente a Andalucía, que ya tramita su propia ley.
 
Ya en marzo nos hacíamos eco de las buenas perspectivas que se abrían tras la reunión que diversos colectivos LGTB y trans canarios (Algarabía, Gamá, Génesis y Chrisálida) mantuvieron entonces con representantes de Coalición Canaria y el PSOE, las dos formaciones que gobiernan Canarias. En dicha reunión se desgranó el texto que desde hace ya varios años defienden los colectivos canarios para una futura ley integral que proteja a las personas transexuales en temas como la no discriminación laboral, el amparo de los menores en el sistema educativo y el reconocimiento de derechos sanitarios y sociales.

Finalmente, el proyecto ha contado no solo con el apoyo de Coalición Canaria y del PSOE. También Nueva Canarias, que cuenta con tres diputados en el Parlamento regional y que de hecho fue la que registró el proyecto en el Parlamento canario, lo apoya. Incluso el PP, que cuenta con 21 diputados en la cámara (los mismos que Coalición Canaria, mientras que el PSOE tiene 15), ha decidido apoyarlo. El popular Fernando Figuereo argumentó que la transexualidad no debe ser bandera de nadie ni de ningún grupo político, “sino de todos y frente a todos” y que la discriminación de las personas transexuales “no la pueden permitir ni tolerar los grupos políticos”. A este respecto no deja de ser curiosa la incoherencia de los conservadores, que hace solo dos semanas hacían uso de su mayoría absoluta para impedir la tramitación de una ley similar en la Comunidad de Madrid.

Nuestra felicitación a los colectivos canarios por su trabajo y esperemos que el proyecto llegue a buen puerto, de forma que las personas transexuales de Canarias vean por fin reconocidos los derechos de los que son acreedoras.


Fuente: http://www.dosmanzanas.com/2014/05/el-parlamento-canario-aprueba-por-unanimidad-iniciar-la-tramitacion-de-una-ley-integral-de-transexualidad.html